Tras el proceso de reparación del piso de uso deportivo del «Lucio Martínez Garbino» y reemplazo de tablas de la superficie, comenzaron esta semana los trabajos de pulido de la madera para eliminar los desniveles, las manchas producidas por el agua, los rayones profundos y otros deterioros habituales por el paso del tiempo.

El paso final consistirá en la replastificación total de la superficie incluyendo la marcación de las líneas de cancha, dejando el piso deportivo nuevamente en óptimas condiciones para los entrenamientos y competencias deportivas.

En simultáneo, la Subcomisión de Básquet ha comenzado las gestiones para realizar trabajos de pintura en tribunas, tableros, jirafas y protectores perimetrales, buscando poner en valor uno de los estadios cubiertos más grandes de la provincia.