El tenista de Gualeguaychú German Delcanto, quien se iniciara tenísticamente en el Club Deportivo Juventud Unida, bajo la dirección de su padre Ciro Delcanto, y nos representó durante toda su etapa juvenil en todos los torneos nacionales, acaba de debutar en la exigente liga universitaria de los Estados Unidos de Norteamérica.

Pasaron prácticamente dos años y medios desde que German Delcanto jugara su último partido oficial, allá en Francia, en Agosto de 2018, donde realizo una exitosa gira en tierras galas, ganando un total de cinco torneos profesionales. Desde entonces, por diversos motivos (económicos, físicos y de otras índoles) no volvió a participar en torneo alguno.

Hasta que ahora en Marzo del 2021 volvió al ruedo de la mano del tenis universitario de los Estados Unidos, representando a la Wesleyan University de Tennessee (Ranking 9 USA) donde acaba de debutar oficialmente en un partido de singles donde se impuso por 6/1-6/2 en el difícil circuito universitario del país del Norte, donde participan jugadores de distintos lugares del mundo, muchos con ranking ATP, y donde se tiene la particularidad de jugar en equipos integrados por tres dobles y seis singles, cuyo ganador del encuentro es aquel equipo que obtiene mayor cantidad de triunfos. En esta oportunidad, de su debut German disputo su encuentro frente a la Universidad de Sewanee Tigers N°6 del país, a quienes vencieron por cinco partidos a dos y como ya dijimos Delcanto aporto un punto con su triunfo del singles.


German Delcanto está viviendo y estudiando en los Estados Unidos ya que obtuvo una beca universitaria que le permite además de entrenar y competir en esta liga de alto rendimiento, la posibilidad de estudiar una carrera universitaria. Dicha beca fue concedida gracias a sus precedentes como el hecho de terminar como N° 1 de la Argentina tanto en singles como en dobles en el año 2017 en la categoría de 18 años Menores. Pero más allá del resultado en sí, lo más importante es que está de vuelta, en aquello que más le gusta, en competir, en volver a sentir esa sensación que sienten los competidores cuando están en la cancha, de volver a sentirse como pez en la pecera, volver a su esencia, volver a reencontrarse consigo mismo, volver a creer, volver a soñar, ¡volver a pensar que si! ¡Que se puede!

¡Éxitos Germán!